16 de marzo de 2016

Hyundai Tucson 2017


Las dos primeras generaciones del Tucson le representaron a Hyundai más de 3 millones de unidades vendidas en el mundo. Dentro del competido universo de los SUV era necesario distinguirse y los directivos de la marca coreana así lo entendieron. Por eso, este nuevo modelo cambia radicalmente y presenta un concepto completamente diferente a lo que habíamos visto.

El nuevo lenguaje de diseño responde a la segunda versión de la escultura de los fluidos (Fluidic Sculpture 2.0), concepto que implementa Peter Schreyer, famoso diseñador que estuvo en Audi y quién ahora está dando una nueva dimensión a los autos de Hyundai.

Hyundai Tucson 2017, características generales



El nuevo rostro del Tucson incluye una parrilla de forma hexagonal (la principal característica) y faros LED envolventes que también incluyen luces de circulación diurna con la misma tecnología. Todo esto en conjunto crea una cara más agresiva, i


La carrocería en general esboza un carácter dominante, con un nuevo coeficiente aerodinámico de 0,33 que le permiten mayor agilidad. Las líneas fueron dibujadas con gran estilo para darle un aire de elegancia y deportividad. Es más grande que el modelo que reemplaza, es decir, 6,5 cm de largo y 3 cm más ancho, una distancia entre ejes de 2.67 metros (3 centímetros más que la generación anterior), aunque el volumen de carga es de 513 litros, con el fin de ofrecer más espacio para los pasajeros que viajan en la parte posterior.

Neocorp, nuevo distribuidor de la marca en algunos países, comercializará seis versiones con tres niveles de equipamiento (Advance, Premium y Limited). Se venderán con caja manual y automática y con tracción 4x2 y 4x4.

El habitáculo es amplio y se percibe un ambiente de mejor calidad con excelentes materiales. Hay espacio suficiente para cinco ocupantes y en especial para los tres que viajan en la segunda fila, una persona de 1,85 cm puede estar cómodamente con espacio tanto para las piernas como para la cabeza.




La posición de manejo es alta y el campo de visión es amplio, apoyados por los espejos exteriores retrovisores de buen tamaño. El tablero tiene un diseño que permite leer con facilidad los instrumentos y el uso de los controles es intuitivo.



Como novedad, el espaldar de los asientos traseros es reclinable de forma multirregulable, una característica propia de modelos de gamas superiores. Esto permitirá un viaje más placentero cuando de recorridos largos se trate. Para las versiones tope se incluye techo panorámico y botón de encendido Smart Key y una serie de elementos que los diferencian como aire acondicionado dual, soporte lumbar con ajuste eléctrico y pantalla TFT LCD de 3,5 pulgadas para todas las versiones, cuya interfaz es fácil de operar. Adicionalmente, la puerta que da acceso a la zona de carga abre automáticamente con solo presionar un botón.



Hyundai ofrece una sola variante para nuestro mercado, se trata de una unidad de cuatro cilindros en línea que entrega 155 caballos de potencia, acoplada a una transmisión de seis velocidades, enfocada más en el ahorro de combustible. Entre tanto, el torque es de 20,0 kg-m a 4.000 rpm, cifra más que adecuada para la topografía de regiones de muchos países.



El Tucson se mueve bien en la ciudad, el esquema de suspensión mejoró sin sacrificar el confort de marcha, pues absorbe con firmeza las irregularidades del camino. El nivel de insonoridad es de los mejores en un vehículo de la marca.



Cuenta con tres modos de manejo que permiten obtener la respuesta adecuada según las condiciones del terreno. En carretera es necesario llevarlo en modo Sport para experimentar más su entrega en la parte alta del tacómetro. Allí el auto responde mejor, con mayor agilidad y rapidez.



Hay que destacar la suavidad de la caja, los cambios son casi imperceptibles y con pocas vibraciones. En caminos sinuosos, el Tucson tiene un comportamiento neutral con buen agarre. Por su parte los frenos son firmes y transmite mucha confianza al conductor.



El nuevo Tucson es un modelo muy atractivo y con buena relación de precio producto. La versión Limited es la más equipada y ofrece dentro de la gama un buen equilibrio entre el precio y el equipamiento. En general, el resultado de lo que busca Hyundai, más que ser la marca más vendida quiere ser la más querida por los clientes.



Como los nuevos Hyundai, la carrocería hace uso de acero avanzado de alta resistencia, fabricado por la misma marca. La lista de características de seguridad está disponible según la versión. Por ejemplo, todas incluyen frenos de disco antibloqueo ABS y EBD. La versión básica (Avance 4x2 MT) solo trae un airbag para el conductor, mientras que las versiones Premium 4x2 MTyAT incluyen dos airbag para conductor y pasajero. Las tope (Limited 4x2 y 4x4) agregan 4 airbags, sistema asistente de frenos BAS, control de frenos en pendiente HAC, control de estabilidad y asistente de estabilidad.



La suspensión del Tucson fue configurada para un manejo preciso sin sacrificar la comodidad. La delantera es McPherson con resortes helicoidales, amortiguadores de gas y una barra estabilizadora de 24,7 mm; mientras que la trasera es tipo Multilink con dobles brazos inferiores tanto para la tracción delantera como para la tracción en las cuatro ruedas, de esta manera se garantiza comodidad y mayor control de la carrocería.

Fuente: revista Turbo.

0 comentarios

Publicar un comentario