Aeromobil 3.0


Desde hace 25 años, una empresa eslovaca llamada AeroMobil SRO, trabaja para hacer realidad ese sueño. El camino ha sido con ciertos obstáculos, pero cada día que pasa se acerca mucho más.

El primer proyecto de la compañía tomó el nombre de Aero Mobil 1,0, fue un concepto inicial que se ejecutó entre 1990 1994 y del que poco se conoció. No obstante, los 15 años siguientes sirvieron para el desarrollo de otro concepto cuyos primeros bosquejos mostraban una especie de jey privado de gran tamaño. Para ese entonces, lo único que se sabía era que el prototipo carecía de alas plegables.

Entre el 2010 y 2013 conocimos el nuevo prototipo del AeroMobil, que tomó la referencia 2,5. Fue exhibido en Montreal, Canadá, en el Congreso AeroTech Sae y voló por primera vez hace dos años. Este proyecto ha estado en cabeza de los cofundadores de la empresa Stefan Klein y Juraj Vaculik, quienes reciben la asesoría del inventor Dean Kamen.

La última versión 3.0, que es la que nos atañe, fue fabricada en tan solo 10 meses y debutó a nivel mundial en el Pioneers Festival de Viena en octubre de 2014, luego de que su prototipo 2.5 obtuviera la certificación de la Slovak Federation of Ultra-LightFlying, para realizar pruebas de vuelo.

TECNOLOGÍA QUE ASOMBRA



El AeroMobil 3.0 cuenta con un diseño híbrido que le permite funcionar como un vehículo de calle y como un aeroplano. Esta máquina, que podría tener un precio de 200.000 dólares aproximadamente, equipa un motor híbrido Rotax 912S, construido con una estructura de acero y fibra de carbono, capaz de cubrir distancias superiores a los 700 kilómetros, lo que se traduce a una autonomía de por los menos cuatro horas seguidas.

Su propulsor es de cuatro cilindros horizontalmente opuesto de refrigeración por aire y capaz de generar 100 caballos de potencia. Se estima una velocidad máxima en carretera de 160 km, mientras que en el aire se calcula un aproximado de 200 km. Por su parte, el consumo de combustible sería de 8,1 litros (algo más de dos galones] por cada 100 km y de 15 litros (casi cuatro galones] en vuelo.

Sin embargo, de acuerdo con sus fabricantes, existe la intención de desarrollar una segunda versión dirigida al mercado masivo, que contará con sistemas de conducción automática, cuatro asientos, también híbrido y posiblemente con el doble de rango (1.400 km).

APARIENCIA QUE LLAMA LA ATENCIÓN



Si hay algo que encanta de este vehículo es su funcionalidad y su apariencia. El AeroMobil 3.0 es una hermosa nave llena de estilo, enfocada a clientes con altos ingresos.

Por el momento existe una única unidad pintada de color blanco y azul, con alas plegables para cuando permanezca en tierra. El prototipo actual es un biplaza, con asientos de cuero y diseño deportivo, aunque no se pueden reclinar.



El ingreso a la cabina se hace por los laterales, luego de que se despliegue hacia adelante un gran portón en vidrio, muy al estilo de los aviones Mirage de combate.

El habitáculo parece de otro mundo, más cercano a una cabina de avión que de un auto, con todos sus controles o mandos, pantallas y relojes, el clásico timón y como detalle adicional una palanca de cambios similar a la de los autos comunes.

El exterior luce muy futurista, aunque de frente y sin sus alas, se ve como un auto común, solo que con atractivo diseño. Sus farolas delanteras son muy estilizadas y vienen acompañadas de dos ductos de aire. En la parte de atrás se ubica una hélice y dos alerones. Debajo de ellos dos ruedas. Sus luces traseras son bastante curiosas, pequeñas y alargadas.



Para los creadores del AeroMobil 3.0 su gran reto no fue el hecho de hacerlo volar, sino enfrentarse a las leyes que han regido el transporte aéreo y terrestre, pues aseguran que no será fácil lograr los permisos para que el vehículo opere sin restricciones. Por lo pronto, nos queda hacer fuerza para que este proyecto se cristalice algún día.



En uno de sus vuelos experimentales, el Aeromobii 3.0 se precipitó en tierra dejando únicamente daños materiales. Su inventor, Stefan Klein, quien iba al mando, se encontraba sobrevolando Eslovaquia en mayo de este año, cuando el aparato empezó a perder altura. Afortunadamente, Klein alcanzó a activar el paracaídas que ayudó a amortiguar el impacto. Este accidente retrasó por lo menos un año los planes de venta del vehículo, que estaban programados para 2017. Este percance generó un análisis más profundo de lo sucedido al prototipo.

La empresa norteamericana Terrafugia también trabaja en dos prototipos similares: elTransition ¡ITF-X. El primero ellos es un biplaza mediano con un rango de vuelo de 600 kilómetros, mientras que el segundo es un monoplaza conceptual de menor tamaño. Por otro lado, la Unión Europea tiene interés de construir un auto volador denominado Volocopter, un proyecto a cargo de la firma E-Volo. Este vehículo equipa 18 rotores y está inspirado en los helicópteros. Según la revista New Scientist, esta unidad costaría unos 260.000 dólares y llegaría al mercado en 2016.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

Precios de vehículos chinos en Colombia y sus características

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?