Renault Twizy por fin en Colombia


Después de siete meses de espera, por fin llega a Colombia el vehículo eléctrico más económico del mercado. Se trata del Renault Twizy, un espectacular biplaza de increíble diseño, que se convierte en el segundo modelo eléctrico comercializado por la marca del rombo en el país, después del Kangoo Z.E.

La primera vez que lo vimos en Colombia, fue en el pasado Salón del Automóvil de Bogotá donde Renault prometió ponerlo en su portafolio antes de mediados de este año. Pues bien, la promesa se cumplió y ahora podremos apreciarlo en al menos 35 vitrinas de la compañía francesa a nivel nacional.

Y es que esta noticia representa una verdadera novedad para la industria local, ya que los pocos vehículos enchufables que se encuentran en el mercado, sobrepasan los 100 millones de pesos en su precio, haciendo que este tipo de modelos solo sean asequibles para unos pocos.

Pero ahora, el Twizy cambia ese panorama con un valor para su compra desde $39.990.000 y un par de beneficios más, la eliminación del pico y placa por ser un carro amigable con el ambiente y la exención de arancel.



Es importante que entendamos que el desarrollo de vehículos eléctricos data de dos siglos atrás, incluso, es más antiguo que los carros con motor diésel o gasolina.

El año de su concepción es incierto, sin embargo, se habla de una producción inicial entre 1832 y 1839. Su invención se le atribuye al escocés Robert Anderson, aunque los franceses Gastón Planté y Camille Faure, fueron quienes consiguieron mejorar la pila eléctrica.



Para aquella época, principalmente, este tipo de modelos registraban un máximo de velocidad de 32 km/h, así como otras limitaciones tecnológicas que no se veían con los autos de combustión. Este tipo de problemas fueron repercutiendo en su escaso éxito, a ellos se sumó la fabricación masiva de Ford, que contribuyó a la caída del vehículo eléctrico y posteriormente a su desaparición en 1930.

No obstante, el cambio climático llevó a los principales fabricantes de autos a repensar las distintas alternativas de conducción y a darles una nueva oportunidad a los modelos eléctricos que, con la entrada del milenio y al auge de nuevas tecnologías, demostraron mayor poder y eficiencia.



Apenas es normal que nuestro protagonista tenga una imagen y una arquitectura tan europea, ya que su nacimiento ocurre en la planta de Valladolid en España, donde también es ensamblado el nuevo Captur.

Cuando tuvimos la oportunidad de probarlo en las calles bogotanas, notamos cómo se paralizó el tráfico y fue blanco de miradas, sobre todo del sector motero. Quizá la razón principal se deba a su fuerte parecido con una cuatrimoto cubierta o a un carrito de golf. No obstante, debemos aclarar que se trata de un carro que, a pesar de su tamaño, responde muy bien a la hora de presionar a fondo el acelerador.





Su apariencia es muy futurista, así nos lo deja ver sus llantas con riñes de 13 pulgadas y diseño atractivo. A ello sumamos unas puertas estilo insectoide que se abren muy fácilmente, es más, los seguros están ausentes al igual que las ventanas, las cuales se adquieren como accesorio.

La nueva identidad de Renault se hace presente en su frente, con un logo cromado mucho más grande y una parrilla negra plástica que se conecta con sus farolas pequeñas de forma circular.





A nivel lateral, además de sus puertas hitono, destacamos los espejos retrovisores con gran visibilidad, ya que no van de acuerdo al cuerpo del auto, sino a la necesidad de su conductor.

Su parte trasera es igual de encantadora, con un único stop elevado y central. Aquí también sobresale el rombo azul cromado que confirma que es un auto eléctrico. Por último, hallamos las luces antiniebla.

El Twizy se comercializará en dos versiones. Por un lado tenemos la Technic, que equipa un asiento trasero para el copiloto y por el otro la cargo, que viene con un maletero de 156 litros con llave, convirtiéndolo en un auto monoplaza, pero ideal para aquellas empresas de entrega.



El interior del Twizy sobresale por su sencillez. El material reinante es el plástico, mientras que los colores claros y el negro se imponen.

Detrás de su volante se encuentra un pequeño tablero digital que nos indica la carga de la batería, el kilometraje, la velocidad y la hora, además de los diferentes testigos.

En la parte de abajo y al lado izquierdo del conductor, se hallan dos botones, el primero que corresponde a las luces estacionarias y el tercero que nos indica los cambios que puede realizar el auto: Neutro, Drive y Reversa.

El Twizy carece de una transmisión, por lo que su funcionamiento es muy sencillo. Hace unos días, se conoció que gracias a una nueva reglamentación de la Unión Europea, los jóvenes mayores de 14 años podrán conducir este modelo sin inconvenientes.

Y es que este auto cuenta con diversos sistemas de seguridad como un airbag para el conductor, cinturón de cuatro puntos y frenos de disco en las cuatro ruedas.

En nuestra prueba de manejo pudimos percatarnos que por medida de seguridad su dirección es un poco más dura, al igual que sus frenos, por lo que recomendamos que al llegar al límite de velocidad de 80 kilómetros, la frenada se haga sustancialmente y no inmediata, ya que toma tiempo acostumbrarse a su dureza.



Debido a su diseño, el Twizy no permite cargar con una llanta de repuesto, por lo que Renault ofrece un sistema gratuito de traslado en grúa a un centro de servicio, en caso de avería.

Por donde se le mire, las facilidades de conducción y su atractivo diseño hacen de este modelo, una alternativa segura de movilidad y muy envidiable.

En Europa, la batería del Renault Twizy se adquiere como accesorio. Sin embargo, el precio que se maneja en Colombia ya la incluye. Por lo tanto, los únicos objetos que se consideran como accesorios son: la alarma volante, un dispositivo antirrobo que bloquea el timón; la alarma anti levantamiento, que se activa inmediatamente cuando el carro se ve forzado a vibraciones; kit de tapetes de goma y de bolsillos para la silla del conductor; cobertor de asientos; bolsa útil y las ventanas, que están disponibles en material plástico.

Al igual que los vehículos eléctricos que se encuentran en el mercado, el Renault Twizy cuenta con un cargador, el cual, gracias a una instalación de tipo europeo de 220V (debe adquirirse), podrá usarse desde casa donde se podrá recargar en un tiempo de 3,5 horas. Actualmente, las marcas implicadas en este tema han adelantado conversaciones y convenios con las diferentes entidades eléctricas del país, para que quienes lo deseen puedan tener este servicio de autorecarga en su hogar. Adicional a ello, el proyecto de las electrolineras sigue adelante, gracias al apoyo de centros comerciales y universidades.

Fuente: revista Turbo.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?

Mitsubishi Montero Sport 2017