Porsche 911 Targa 4 GTS

El nuevo miembro de la familia Porsche (Porsche 911 Targa 4 GTS,) no es producto de una simple combinación de letras y números, cada uno de ellos dice mucho del auto: Targa lo identifica como un modelo con techo móvil, el 4 significa que todas sus ruedas tienen tracción y el GTS es la referencia que nos lleva al placer de conducir casi al límite.
El hecho de que este Porsche tenga la característica GTS (Gran Turismo Sport) lo hace aún más especial, pues esta sigla solo se le asigna a cada una de las líneas de los productos de mayor volumen y calidad deportiva de Porsche como el Boxter, Cayman, Panamera, Cayenne y 911 Carrera.

Targa evoca deportividad, no en vano fue puesta en el nombre de una de las carreras de automovilismo más famosas de Europa, la Targa Florio en Sicilia, una competencia que nació en 1906 por obra del duque Vicenzo Florio y que se mantuvo hasta 1977. Se estableció con un recorrido de 72 kilómetros y llegó a tener 11 vueltas.

Este automóvil cuenta con una gran potencia gracias a un motor trasero longitudinal tipo bóxer de 3.800 c.c., capaz de generar 430 caballos a las 7.500 rpm, un torque de 440 Nm (44,86 kg-m) y un glorioso sonido producto del sistema de escape deportivo. Esto le permite al Targa 4 GTS acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,1 segundos.



La conocida caja PDK de doble embrague y siete velocidades (también disponible en versión manual), es la encargada de llevar semejante potencia a las ruedas. Curiosamente y, a pesar de su torque a 5.750 rpm, el sistema automático de este vehículo acepta sin reviro usar la caja con un menor número de revoluciones, lo que permite un ahorro de combustible importante.



Por otro lado, el esquema de suspensiones es algo del otro mundo. Jamás nos imaginamos un deportivo con tantísimos caballos tan suave y a la vez tan firme. Su compartimiento en ciudad es espectacular y placentero. No obstante, cuando el vehículo adquiere fuerza, notamos como esa suavidad se pone rígida para una experiencia mucho más extrema. Cruza fácil, mientras que sus frenos son sumamente eficientes.

En comparación con el 911 sencillo y de dos ruedas motrices, los guardafangos traseros de nuestro protagonista son 22 milímetros más grandes y abultados, así como la pisada de la llanta que es 10 mm mayor, haciéndolo más agresivo y estable. Su frente conserva ese diseño clásico de Porsche. Sus luces delanteras vienen equipadas con bombillos bixenon, los cuales presentan una nueva característica llamada PDLS o Porsche Dynamic Light System, que traduce sistema de iluminación dinámico.



De costado se conserva el ritmo de la línea tradicional de la marca de Stuttgart, que se complementa por unos espectaculares riñes de 20 pulgadas de color negro mate. En la zaga evidenciamos un gran vidrio removible, que luce un poco más alto en comparación con el tradicional 911. Resaltamos los llamativos cuatro tubos de escape en la parte inferior del panal.



También llama la atención el nombre completo del vehículo, impreso en la mitad del área posterior, pues parece mucho más grande que el de sus compañeros de línea.

En la cabina encontramos lo necesario para operar el auto con facilidad desde cualquiera de los dos puestos delanteros. Las sillas nos brindan una sensación de comodidad única, con apoyos en piernas y tronco, además de que a pesar de su posición deportiva nos permite una magnifica visibilidad.



Los apoyacabezas tienen el logo GTS y la silla del conductor permite cuatro movimientos distintos para acomodarse plenamente. Los acabados son en alcántara negro, que curiosamente pesan la mitad que el cuero. La esencia de la marca está presente con el cronómetro del paquete Sport Crono y su espectacular volante de tres radios.

Como se puede notar, el arco del Targa es un distintivo muy importante. Y es que nació para responder a las necesidades del mercado americano (en 1965 significaba el 60% de las ventas de Porsche), que siempre estuvo muy interesado en los autos deportivos, especialmente los convertibles. Así las cosas, esta característica sirvió para cubrir ese mercado y el europeo, con un vehículo que simulaba un techo duro, pero que en realidad era removible.



Si algo se puede destacar de este modelo es su sistema de audio CDR, que de serie presenta una pantalla a color táctil de 7 pulgadas.

El equipo de radio integrado dispone de un doble sintetizado de FM con función RDS y 30 posiciones de memoria. Adicional a ello, este Targa cuenta con un sistema Bose opcional de sonido envolvente que fue desarrollado específicamente para los modelos 911 y que viene adaptado de forma óptima a la acústica específica del interior de los vehículos.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Honda Click 125i

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?

Hyundai Creta 2018: review, características generales, especificaciones técnicas

Mercedes-Benz Clase G (G500 y AMG G63)

AKT CR5 180

Mitsubishi Montero Sport 2017

Mazda CX-5 2018: características generales y especificaciones técnicas