Kawasaki Versys 1000

Kawasaki apuesta por el gusto de sus clientes, y por la misma razón ha decidido brindar una nueca imagen a su modelo Versys 1000, que recibe cambios estéticos bastane notorios, al igual que la Kawasaki Versys 650. Se caracteriza por poseer unos estilizados faros frontales y una cara alargada, que la hacen lucir mucho más agresiva y llamativa. Ese fuerte carácter asiático por fin se hace visible en la Versys.

Claro que su nuevo frontal no es la única novedad. El caballete central llega ahora como equipamiento de serie, mientras que el chasis ganó rigidez, con el fin de so- é portar el peso extra de los maleteros, que ya cuentan con puntos de anclaje integrados.

Por otro lado, su corazón (heredado de la Kawasaki Z1000) ganó dos caballos más para un total de 118 HP a las 9.900 rpm. Este propulsor cuenta con cuatro cilindros que lo hacen ser muy contundente, pues alcanza una velocidad de 240 kilómetros por hora.

Sin embargo, este no es el único aspecto a destacar, pues el fabricante nipón logró reducir sustancialmente las vibraciones, otorgando un plus de comodidad al momento de enfrentar largos trayectos.

Sumado a ello, resaltamos su sistema K_ACT ABS, que le brinda al piloto una dosis de seguridad extra, así no se tenga experiencia en motocicletas de alto cilindraje. Como quien dice, esta Versys 1000 ha sido diseñada para todos.



Para aquellos moteros que disfrutan de la velocidad en curvas, este modelo ofrece una conducción mucho más deportiva. El modo de potencia Full, con control de tracción, permite sentir el aplomo y rigidez que brindan el chasis y las suspensiones de este vehículo.

Este es un concepto que nada tiene que envidiarle a las motos Sport-Turismo, pues su confort y las prestaciones de su motor, marcan un hito, permitiendo mantener ritmos rápidos en cualquier tipo de superficie.

Fuera de los cambios estéticos que se evidencian en esta segunda generación de la Versys 1000, la rutera japonesa recibió varias mejoras que se pueden notar con el motor en marcha.

Una de ellas es el nuevo embrague antibloqueo asistido, que ayuda a que la manigueta sea mucho más suave al tacto, reduciendo así los rebotes al momento de baja de marcha.



Asimismo, la Versys 1000 continúa con las mismas cualidades que la colocaron en el radar de las mejores Maxi-Trail para asfalto, con una postura más cómoda y relajada, tanto para el piloto como para el acompañante, gracias a unos asientos amplios y con buen mullido, que resultan ideales para recorrer largos trayectos, sin que el cansancio pase factura.

En cuanto a su comportamiento en la ciudad, no es mucha la diferencia que se presenta frente al modelo anterior. Sin embargo, toma un poco más de tiempo adaptarse a su altura.

No obstante, a medida que se le toma confianza, estamos seguros de que esta motocicleta se convertirá en el vehículo predilecto de quien la adquiera.

La Kawasaki Versys 1000, se ha puesto al día con las tendencias de diseño en el mercado, al ser una motocicleta que refleja en su exterior toda la agresividad de un motor creado para entregar esas sensaciones deportivas.



No hay duda de su parecido con la línea Ninja, lo que le permite tener una mirada mucho más agresiva, gracias a sus estilizados faros y frente puntiagudo y alargado.

De perfil podemos notar su gran poderío, con piezas mecánicas que lucen agradable a la vista, pues fueron puestas con mucho cuidado para impregnarla de elegancia. No obstante su tubo de escape logra darle esa apariencia deportiva que buscó la marca verde.

La Kawasaki Versys 1000 cuenta con riñes de 17 pulgadas y llanta delantera de 120/70ZR, mientras que la trasera, mucho más amplia, viene de 180/55ZR.

Hay que admitir que la nueva Versys 1000 tiene todo un mundo de cualidades que le permiten alzarse como una excelente rutera. Quizá su comodidad y su potencia son los aspectos más importantes a destacar, pero a ello debemos sumar los esfuerzos de la firma nipona para reducir el consumo de combustible y los detalles que permitieron darle un mejor equipo de serie. Por si fuera poco, a ello agregamos la posibilidad que brinda Kawasaki a sus clientes, de complementar su look motero con variados accesorios.



En comparación con la Versys 1000 anterior, Kawasaki ha logrado cambiarse el chip y darle a su nuevo modelo detalles que la hacen superior y más llamativa al público. Es por esto que decidió mejorarla, casi que en su totalidad, pues sus suspensiones fueron revisadas, ahora con horquilla invertida de 43 mm, mientras que la trasera es Back-link horizontal con acoplamiento trasero cargado de gas y ajuste de precarga de muelle.

En cuanto a frenos, estos también fueron ajustados, pues los discos delanteros pasan de 300 a 310 mm. Las pastillas, por su parte, son de un nuevo compuesto que mejora el tacto.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?

Hyundai Creta 2018: review, características generales, especificaciones técnicas

AKT CR5 180

Mitsubishi Montero Sport 2017

Precios de vehículos chinos en Colombia y sus características

Honda Click 125i

Toyota Land Cruiser 200 2017