BMW i8


El BMW i8 es el deportivo más eficiente hasta ahora, siendo un automóvil híbrido de diseño espectacular y prestaciones sorprendentes que puede cautivar a cualquier con un solo vistazo. Durante cuatro años la firma alemana concentró todos sus esfuerzos en este concepto que empezó a ser producido en serie el año pasado, luego de que la marca concibiera diferentes técnicas para el ahorro de energía con el fin de que este auto se convirtiera en el más eficiente del mundo.

Y es que esta unidad deportiva cuenta con la innovadora tecnología eDrive de BMW EfficienteDynamics (menor consumo, mayor potencia) y EfficientLightweight, esta última pensada especialmente para cumplir y superar las exigencias de un vehículo híbrido.

Además, fue ideado bajo la arquitectura Li-feDrive, la cual consta de dos partes adaptadas con precisión a la función de cada una. La primera de ellas es el módulo Drive (chasis de aluminio) donde se aloja una batería de alto voltaje de iones de litio y todos los componentes del motor. En segundo lugar está el módulo Life, un habitáculo que combina la máxima estabilidad con una ligereza extrema.

Su tecnología es el aspecto más importante a destacar. El BMW i8 se mueve gracias a dos propulsores eficientes que dan como resultado una excelente experiencia de conducción con bajos niveles de consumo de combustible y menor emisión de gases contaminantes. Cuenta con una unidad eléctrica de 131 caballos de potencia, situada en el eje delantero capaz entregar un torque máximo de 250 Nm (25,49 kg-m)



Adicionalmente, cuenta con un propulsor a gasolina de 1,5 litros y 3 (tres) cilindros con tecnología TwinPower Turbo que aporta 231 caballos más en el eje trasero, para un total de 362 caballos combinados. Todo esto sumado a una caja Steptronic de seis velocidades.

El BMW i8 acelera de 0 a 100 km/h en tan 4,4 segundos, con un consumo combinado de solo 2,1 litros cada 100 kilómetros. Además, cuenta con un centro de gravedad muy bajo, que le confiere gran agilidad. Su tracción en las cuatro ruedas lo impulsa rápidamente hasta los 250 km/h con una autonomía de hasta 600 kilómetros, que puede variar dependiendo del estilo de conducción.

También cuenta con un sistema llamado control de transferencias de pesos que se ve reflejado en su tracción. Por ejemplo, cuando el vehículo entra en curvas, el torque del motor varía entre los ejes delanteros y traseros para conceder prioridad a la tracción trasera y así incrementar la precisión de virajes. Por otro lado, cuando el auto es conducido sobre pisos secos o mojados, el piloto podrá disponer de la máxima tracción en las cuatro ruedas, ofreciendo así una experiencia de aceleración muy dinámica a cualquier velocidad.



El BMW i8 es un deportivo extremadamente bajo y ancho, con silueta plana y contornos precisos. La sustentabilidad y la eficiencia se combinan con el dinamismo y la deportividad. Es dueño de una construcción ligera e inteligente con fibra de carbono y diseño aerodinámico, que también cuenta con materiales reciclables en su interior.

La parte frontal conserva la esencia de la marca, aunque carece de las particulares riñoneras, pero en su lugar coloca una doble parrilla plana y a la vez prominente. El enfoque incluye el denominado Black Belt, un inconfundible elemento de diseño de color negro que se extiende desde la parte delantera hasta la parte trasera, pasando por el techo, en todos los modelos BMW i.



Sus espectaculares farolas incorporan el típico marco en forma de U de BMW i. De serie incluye luces LED, es más, todo su sistema de iluminación es de esta tecnología. Un segundo marco más amplio se añade como un elemento de diseño distintivo cuando se seleccionan las luces altas con tecnología de luz láser, la cual es opcional.

El concepto deportivo se sigue haciendo presente, gracias a su perfil bajo y a esas encantadoras puertas de ala de gaviota que, al ser abiertas, le impregnan un aire extremo de agresividad y poder, al mismo tiempo que producen un magnifico efecto visual.





Gracias al aluminio, la fibra de carbono y el termoplàstico usados en su fabricación, son aproximadamente 50% más ligeras que las puertas fabricadas convencionalmente. En consecuencia, son muy cómodas al abrir y cerrar desde el interior.

El habitáculo está compuesto de fibra de carbono, un material ultraligero que aporta las características para los innovadores vehículos de BMW en su línea i, las cuales le permiten alzarse como un auto estable, ligero y flexible.





El cuero carumgrau en los asientos, es otro de los materiales protagonistas que le impregnan elegancia, así como sus líneas cromadas. Sus sillas con buen mullido tienen un estilo muy deportivo, de posición baja y estrecha. Pollo mismo, acceder a la zona posterior resulta incomodo especialmente para alguien de gran estatura, pues las sillas son más bien pequeñas.

La consola central está alineada hacia el conductor. Cuenta con la pantalla digital sencilla de manejar con su mando situado en la consola. El tablero de instrumentos, también digital, cambia dependiendo al modo de manejo elegido. El iDrive Controller está convenientemente situado en el tablero central que ópticamente divide en dos al vehículo.



A través de un Smartphone, BMW brinda la posibilidad al conductor de mantenerse conectado a su vehículo. El BMW ¡8 dispone de funciones inteligentes BMW i ConnectedDrive, una aplicación disponible para ¡OS y Android, que arroja información acerca de los puntos de recarga más cercanos (no disponible en todos los países) y autonomía eléctrica del vehículo en cualquier momento. Además, el piloto podrá consultar el estado de la carga de batería y la ubicación del auto, así como asegurar puertas y ventanas. El mando a distancia permite climatizarel habitáculo antes de subirse al vehículo.



El BMW i8 cuenta con diferentes opciones de carga. La primera de ellas y la más fácil es desde casa, pues el cliente podrá adquirir el sistema Wallbox o cable de carga BMW i con su vehículo, el cual puede montarse en el garaje y conectarse a la red eléctrica. Esta alternativa consigue que el auto pueda cargarse al 80% en menos de dos horas. La segunda opción son puntos de carga públicos, donde en menos de 30 minutos el vehículo podrá ser recargado en su totalidad.

BMW desarrolló un concepto de seguridad que va desde sus materiales en fibra de carbono de alta resistencia, hasta sistemas de asistencia de manejo basados en cámaras Surround View y Side View, que detectan personas y obstáculos, con función de freno y alertas. Puede incluir sistema Head-Up Display a color, que pone lo más relevante del auto en el campo de visión del conductor, evitando distracción al volante.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?

Mitsubishi Montero Sport 2017