8 de abril de 2015

BMW Serie 2 Active Tourer


Para los seguidores incondicionales de la marca alemana les resulta extraño imaginar un vehículo con tracción delantera, cuando desde siempre al gigante germano se le ha conocido como uno de los puristas de la tracción en el eje trasero.

Pues bien, con el nuevo BMW Serie 2 Active Tourer llegó el momento de atacar una porción muy importante del mercado en el segmento más familiar denominado C.

Este cambio es el resultado de años y años de pruebas que demuestran que en ocasiones es bueno incursionar nuevos terrenos no solo para refrescar sus productos sino también para dinamizar el portafolio, siempre y cuando cuenten con el sello de la marca.



Para nadie es un secreto que el fantástico Mini, auto fabricado por esta misma casa, ha conseguido llevar este tipo de tracción más allá de lo pensado, lo que le permite a BMW tener las agallas de hacer cambios radicales para satisfacción de sus clientes, basándose en el éxito de otros productos hermanos.

No se debe olvidar que hace veinte años, la compañía alemana realizó algunos ensayos en su Serie 3 para que fueran impulsados por su eje delantero. Tampoco, podemos dejar por fuera de la torta algunas referencias que estuvieron equipadas con tracción integral, con motor transversal colocado estratégicamente para obtener la misma sensación.



Todo esto ha servido de inspiración para que BMW se lance al agua con su nuevo Serie 2 Active Tourer, con el objetivo de encontrar nuevos clientes, pues se trata de un familiar que combina por primera vez, en el segmento de compactos Premium, una ejemplar espaciosidad y confort, con el dinamismo propio de los modelos de la marca de Baviera.

Bajo el capó se puede encontrar la más reciente tecnología BMW TwinPower Turbo, la diferencia con los demás autos es que viene con un motor transversal a gasolina de tres cilindros de 1,5 litros, naturalmente de inyección directa, sistema de regulación variable de árbol de levas (VANOS doble) y válvulas Valtronic.



La transmisión es Steptronic de seis velocidades, la cual establece nuevas marcas en confort y rendimiento dinámico, así como su extremadamente suave dirección electromecánica.

El Serie 2 Active Tourer guarda los mismos parámetros de diseño de la marca, tanto exterior como interior. Sus líneas redondas y perfil alargado lo hacen lucir mucho más aerodinámico. Aunque es un monovolumen, los visos deportivos característico de BMW no se pueden negar. La esencia está captada, mírese por donde se mire, es un alemán puro.



A simple vista se nota alto, pero al mismo tiempo tiene un bajo centro de gravedad. No pierde la esencia con la típica parrilla riñón de la marca, que además se acompaña de estilizados faroles LED, que le otorgan un toque de elegancia y distinción.

En cuanto al habitáculo, BMW reafirmó lo de siempre: calidad y alto nivel de acabados. Quizá lo más relevante en este aspecto es el espacio que brinda, siete personas perfectamente acomodadas en asientos que fueron elevados para una mejor visibilidad panorámica.



El volumen del Baúl es más que suficiente, pues se acerca a los 500 litros. Ahora, si se busca mayor espacio, con las sillas abatidas se amplía el volumen de carga a 1.550 litros de capacidad. ¿Sorprendente, no?

El portón del área de carga se abre y se cierra eléctricamente simplemente pulsando un botón, aunque también se puede hacer realizando un movimiento con el pie debajo del paragolpes trasero.



Por otro lado, la lectura de los instrumentos es muy fácil y amable, todos los mandos de la consola está al alcance del conductor. El botón para dar arranque es de gran tamaño. Naturalmente que tiene todos los argumentos del momento como Bluctooth, cierre centralizado, timón en cuero y multifuncional, dirección asistida de acuerdo a la velocidad, equipo de navegación y radio con parlantes de última generación, así como climatizador automático.



La versión 218i se podrá adquirir con un paquete de accesorios ideado para todos los gustos: distintos modelos de riñes y medidas personalizadas. Se espera que a mediano plazo podamos contar en el país con la versión M que incluye muchos más acondicionamientos mecánicos



Este BMW viene equipado con el Driving Experience Control, un selector que nos permite elegir entre tres modos de conducción: Comfort, el cual es considerado como el estándar; Sport, que endurece el tacto del volante y acentúa la respuesta del acelerador, es el más apropiado para llevar a cabo una conducción más dinámica, y por último, Eco Pro, reduce al mínimo la capacidad de aceleración y desconecta temporalmente la transmisión cuando se rueda cuesta abajo por la carretera, esto con el objetivo de disminuir el consumo



Tiene un nivel de equipamiento bastante amplio y sistemas de asistencia ofrecidos a través de BMW ConnectedDrive. Incluye de serie airbag de cabeza para la primera y segunda fila de asientos, cortinas de aire, dirección con Servotronic, molduras interiores Oxidsilber, control dinámico de estabilidad DSC de tres niveles, performance control, función Start/ Stop automática con indicador de cambio de marchas, interruptor de control incluyendo ECO PRO y sensor de parqueo.

0 comentarios

Publicar un comentario