Motocicleta KTM RC 390


La KTM RC 390 es perfecta para quienes gustan del mundo de la velocidad y la adrenalina, y quieren una cilindrada más contenida, pero que entregue el poder de una moto de carreras. La KTM RC 390 equipa un motor de cuatro tiempos de última generación heredados de la 390 Duke, un monocilíndrico de 375 c.c., con ocho válvulas tipo closedecky refrigeración líquida, capaz de desarrollar 44 caballos de potencia a 9.500 rpm y un torque de 3,6 kg-m.

Dispone de un pistón forjado, un cilindro con recubrimiento de Nikasil y una culata con dos árboles de levas. Además, hereda de las motos de gran cilindrada de la marca las dos bombas de aceite. Estos elementos le proporcionan una extraordinaria potencia y, gracias al eje de balance, ofrece una gran suavidad de funcionamiento.



Cuenta con un ligero chasis multitubular de acero, pintado en naranja, modificado para adaptarse mejor a una dinámica y ergonomía superdeportivas. Gracias a un ángulo de horquilla aumentado a 66,5 grados, se ha acortado el avance y la distancia entre ejes, a la vez que se ha aumentado el ángulo de inclinación de la moto en curvas. Con 43 mm, la horquilla invertida WP Suspensión de alta calidad tiene el mismo diámetro de barras que la RC8 R, es decir, un equipamiento de verdadera competición que garantiza altos niveles de estabilidad y precisión. Los frenos, con disco en cada tren, son Brembo y vienen con el moderno sistema ABS Bosch 9MB de dos canales, que evita con rapidez los bloqueos.



El depósito de gasolina cuenta con un novedoso diseño en acero, con 10 litros de capacidad (incluyendo 1,5 litros de reserva), que se ajusta perfectamente con su diseño deportivo.

Aunque el conductor tiene una posición baja, debido a la caída de esta máquina, esto le permite moverse con fluidez en el tráfico y tomar los tramos de curvas con gran facilidad y seguridad. Es una moto ligera, por lo que no es necesario que el motor sea tan exigente. En la primera arrancada se siente como si se estuviera montando una unidad pequeña. Sin embargo, conforme se revoluciona más y se aprovecha la velocidad, su potencia sale a flote con una respuesta más contundente.

El trabajo del acelerador es para destacar, ya que su buen tacto permite un régimen bajo adecuado para llevarla en la ciudad. Todo esto hace que esta motocicleta resulte ser muy ligera para conducir teniendo en cuenta su buena relación peso-potencia y lo fácil de controlar gracias a la efectividad de sus frenos con ABS que también, podrían desconectarse.



Una pinza de anclaje radial de cuatro pistones con un disco de 300 mm en la rueda delantera, y una pinza de un pistón con disco de 230 mm en la llanta trasera, garantizan una respuesta, incluso ante las condiciones más extremas. Ahora, si bien las prestaciones son de carácter deportivo, la experiencia de consumo es satisfactoria. La KTM RC 390 resulta ser bastante económica a la hora de recurrir a la estación de servicio así como al mantenimiento, pues sus intervalos son de 7.500 km.

Llama mucho la atención que la marca haya decidido esconder el tubo de escape para darle una apariencia mucho más agradable, aunque cabe destacar que lo extremo no se pierde. Como siempre, el color naranja está presente en las partes más importantes, como por ejemplo la zona tubular y en los riñes.



Su frontal picudo le da un carácter más agresivo y afilado, la doble óptica es el camino a un nuevo estilo KTM que le permite ofrecer un carácter superdeportivo. Carga con unas extrañas luces de LED, que también están presentes en la parte posterior. Los retrovisores ofrecen luces intermitentes para complementar su apariencia. El diseño del parabrisas, junto con frontal aerodinámico, garantizan una increíble protección contra el viento en el pecho y los brazos del piloto. El nuevo manillar en dos piezas y los conmutadores contribuyen a una posición deportiva.

En materia de tecnología, cuenta con un tablero digital pequeño que indica la marcha engranada, el nivel de combustible y otros consumos como el kilometraje. Los neumáticos son Metzeler Sportec M5, calzados en riñes de 17 pulgadas en aluminio fundido. Tanto en asfalto húmedo como seco, las llantas presentan un buen agarre.

El diseño de la nueva KTM RC 390 es bastante compacto, de ahí que su motor sea pequeño y que tan solo pese 36 kilogramos. Éste, con ejes de transmisión superpuestos, viene unido a un pistón forjado y a un cilindro con revestimiento de Nikasil y engrase por circuito de presión, con control de evacuación del cárter, lo que permite, sin duda, mejorar su rendimiento. El propulsor está equipado además, con un arranque eléctrico alimentado por una batería de 12 V/6 Ah.



Motor: DOCH monocilíndrico de 375 c.c. y 8 válvulas.

Potencia: 44 Hp a 9500 rpm.

Torque: 3,6 Kg-m a 7250 rpm.

Transmisión: seis velocidades.

Embrague: multidisco en aceite / mecánico.

Peso: 147 Kg.

Capacidad de combustible: 10 litros.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?

Mitsubishi Montero Sport 2017