11 de julio de 2014

BMW M3 y M4


Por primera vez, BMW estrena simultáneamente la versión coupé (denominada M4) y la versión sedán (berlina) de su línea deportiva M3. Desarrollados sobre la misma plataforma, los autos son más potentes que la generación anterior, pero también ofrecen más economía en el consumo de combustible.





En palabras de Friedrich Nitschke, presidente de la junta directiva de BMW M GmbH, la ingeniería de estos autos, tanto en la versión sedán (M3) como en la coupé (M4), fue cuidada desde su concepción, apoyándose en la reducción de pesos. Y fue tan efectiva, que lograron rebajar hasta 80 kilos, gracias a la implementación de fibra de carbón, principalmente en el techo, y aluminio para la suspensión y la base del auto, así como para el capó y la puerta del baúl.





Así mismo, el avance de la tecnología y el aprovechamiento de la electrónica al máximo, gracias a la información recogida de los clientes y a las pruebas de laboratorio, dieron como resultado un balance perfecto en el rendimiento de estos dos modelos.

Siendo probados en un circuito Algarve, en Pormitamo (Portugal), que dadas sus condiciones de ascensos, curvas de alta velocidad y descensos, permiten aprovechar al máximo el apartado técnico.

Motor: Seis cilindros en línea, tecnología M TwinPower Turbo, inyección directa de gasolina y regulación variable de las válvulas Valvetronic.

Cilindrada: 2.979 c.c.

Transmisión: Manual de 6 marchas. Opcional de 7 marchas y doble embrague.

Potencia: 431 HP entre 5500 a 7300 rpm.

Torque: 550Nm a 1850 a 5500 rpm.

Peso (al vacío): 1520/1497Kg.

Relación peso/potencia: 3.52/3.47 Kg/HP.

Aceleración (0 a 100Km/h): 4,1 segundos.

Dimensiones (Largo/ancho/alto): 4,67/1,87/1,42-4,67/1,87/,138

Alto rendimiento




La primera sensación que las personas se llevan es la tener dos modelos rápidos, que combinan un potente motor con una estructura sometida a una "dieta" rigurosa que le permiten reducir su peso en 80 kilos, algo más del 5% del total del peso.

BMW equipó a estos modelos con un motor de seis cilindros en línea con tecnología M TwinPower Turbo y de altas revoluciones, completamente nuevo. En el pasado quedó el motor atmosférico V8 de cuartro litros y ahora se incorpora uno de menor cilindrada pero de mayor potencia.



De esta manera se optó por un propulsor con doble turbo V6 de tres litros que proporciona 431 caballos de potencia hasta las 7600 rpm, con un torque máximo aprovechable desde las 1850 rmp y disponible durante un amplio margen de revoluciones de 550 Nm, un 40% más en comparación con el modelo anterior.

Todo estos se traduce en empuje permanente en cualquier condición de manejo, gracias a las bondades del turbo y al trabajo de los dobles ejes de levas, los vanos y el cambio electrónico en el levantamiento de las válvulas de admisión. A esto se suma unas emisiones de carbono inferiores en aproximadamente 25% con respecto al modelo anterior y una aceleración de 0 a 100Km/h en apenas 4,1 segundos (con la caja opcional M de siete marchas y doble embrague).



La caja de velocidades de siete cambios se aprovecha en todo momento y tiene el escalonamiento perfecto para halar todo el tiempo. La repartición de los sietes piñones da 40 kilómetros para cada cambio, moviéndolos todos hasta 280Km/h.

Con el torque permite, por ejemplo, rodar a 100Km/h a tan solo 1850 rpm y, en caso de requerir, la respuesta es inmediata al posar el acelerador. Igualmente, un consumo sorprendente certificado por la Unión Europea, de 50 kilómetros por galón, valor que se mejora en un 25% con respecto a la versión anterior de 4.000 c.c.

Trabajo aerodinámico




Tanto la nueva berlina BMW M3 como el nuevo BMW M4 Coupé son autos de bajo centro de gravedad, aunque no estén en movimiento. El diseño de la línea M logra que ambos modelos irradien el dinamismo propio de los vehículos deportivos de carácter puro.

En el frontal se pueden observar grandes entradas de aire y diversos componentes de la carrocería reforzados con fibra de carbono y de aluminio, los "air breathers" integrados detrás de las ruedas delanteras que minimizan las turbulencias en esa zona, así como un difusor ancho en la parte posterior del M4 que cumplen funciones aerodinámicas, de refrigeración y de reducción de peso.

La refrigeración fue otro de los aspectos en el que los ingenieros pusieron especial énfasis. Este sistema se mejoró con dos radiadores laterales auxiliares para los circuitos de alta y baja temperatura más un sistema adicional de refrigeración de aceite y otro para la caja de cambios.

Más deportivo y más seguro




En el tema de seguridad se dispuso de todos los dispositivos y accesorios necesarios para propender por la seguridad de los ocupantes. En el frenado también se hicieron mejoras, no solamente en el aprovechamientos del sistema "M Compoun" o composición ideal de materia de los rotores o discos de compañía de las pastillas, sino también en el peso de las piezas para contribuir con masa no suspendida a mejorar la dinámica de los discos.

El interior es igualmente deportivo. Allí sobresalen la ergonomía y la clara ubicación del piloto, sin descuidar a los pasajeros; excelentes terminados y suficiente información para el conductos. En resumen, la línea M es impresionante. La organización internacional de Consumer Reports le otorgó la calificación más alta históricamente para BMW con 98 puntos.

0 comentarios

Publicar un comentario