Mini Cooper 2014


Aunque no lo parezca, el MINI es completamente nuevo. La tercera generación conserva en su apariencia los rasgos generales que lo han llevado a convertirse en un ícono durante más de 55 años. El cambio más radical son sus nuevas dimensiones: con 3,82 metros de longitud el MINI dejó de ser lo que su nombre indica y se creció.

El aumento en las dimensiones de la carrocería también ha traído mayor distancia entre ejes y en anchura (3 y 4,5 centímetros, respectivamente), lo que ha permitido que sus proporciones y su inconfundible estilo permanezcan invariados.





Motor: motor de gasolina de tres cilindros con tecnología Mini Twinpower Turbo.

Cilindrada: 1499 c.c.

Transmisión: manual y automática de seis velocidades.

Potencia: 136 HP entre 4500-6000 RPM.

Torque: 22,43Kg-M entre 1250-4000 RPM.

Peso (en vacío): 1160Kg.

Relación peso/potencia: 8,52 Kg/HP.

Aceleración (0 a 100 Km/h): 7,9 segundos (MEC) 7,8 segundos (AUT).

Dimensiones (largo/ancho/alto): 3,82/1,72/1,41m.

Emisiones de CO2: 107 g/Km.

En el interior, la ganancia es apreciable, sobre todo en anchura y en la capacidad del baúl, que ahora llega hasta los 211 litros, un aumento en el volumen de 51 litros.

MÁS POTENCIA

Son variados los motores que animan a este coloso del glamour. La noticia más relevante es el abandono de los propulsores atmosféricos a cambio de mecánicas de tres y de cuatro cilindros, cuyo común denominador es que son turboalimentados.



El primero de ellos es tricilíndrico Turbo de 1,5 litros, destinado para la versión que podríamos denominar "normal". Aunque suene poco, no puede haber lugar a equivocaciones, pues gracias a la pérdida del cuarto cilindro y a la novedosa tecnología turbo, aumenta la eficiencia hasta 136 caballos. Impresionante, cuando menos, ya que hay torque desde bajas RPM, con lo cual el manejo en tráfico es más cómodo.

Para los que quieren más emoción, la versión Cooper S equipa una unidad de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada, que eroga unos muy entusiastas 192 caballos de fuerza. Ambos motores cuentan con inyección directa de combustible y cumplen la normativa de emisiones Euro VI. Las dos variantes están disponibles con transmisiones manuales o automáticas de seis velocidades.

MINI le añadió algunos aspectos interesantes, como el sistema Auto Start-Stop, que llega a ser muy eficaz en la ciudad (apaga el motor en el tráfico cuando no se necesita) con tres modos de conducción (MID, SPORT y GREEN), que ajustan la respuesta del acelerador, la velocidad de la dirección asistida eléctricamente, la velocidad de cambios en la caja automática con modo de propulsión por inercia y los reglajes del control dinámico de la suspensión.

EL DISEÑO

El retoque del exterior del MINI exhibe ahora una toma de aire frontal más amplia, simulando una sonrisa. En la parte posterior, se evidencia el cambio del lugar del escape, ahora al lado izquierdo y opuesto al tanque de gasolina por regulaciones de seguridad europeas, mientras que las luces crecen un poco más y toman una forma curvilínea.





En la versión Cooper S hay cambios en la entrada de aire del capó y el bómper delantero recibe exploradoras de gran tamaño. En la parte posterior la diferencia se observa en la doble salida de aire, ubicada en la parte central. Ambas versiones cuentan con techo panorámico y una amplia superficie vidriada en un esfuerzo por dar la mejor visibilidad posible.

El mayor logro de esta generación no es tan visible: retoques en el exterior permiten un mejor coeficiente de penetración aerodinámica quedando en 0,28Cx, mientras que la versión "S" pasó a 0,31Cx, logrando hasta un 27% de ahorro de combustible.



Los nuevos faros y exploradoras son ahora tipo LED, con un círculo para luz diurna con luces autoadaptables que redirigen el 80% del haz de luz alta hacia la dirección de giro.

Por dentro, la disposición de las funciones y el acabado de todos sus elementos mejoraron notoriamente, pero sin perder ese rasgo tan característico del MINI, como de de juguete. Gracias a ese aumento de dimensiones exteriores, el espacio interior mejora un poco: una persona de 1,80m de estatura cabe cómodamente y con espacio de sobra para la cabeza, aunque un poco apretado en los hombros, especialmente si el cupo de cuatro pasajeros está completo.

La cabina es acogedora y su acceso es fácil gracias a la gran apertura de sus puertas, a pesar de que hay una mayor cantidad de huecos porta objetos, aunque ninguno de gran tamaño, ni siquiera la famosa "guantera secreta"; sin embargo, para objetos como celulares, billeteras, llaves, tarjetas y hasta dinero, son bastante útiles.

Tal vez el cambio que más agradecerán los conductores es la nueva ubicación del cuadro de instrumentos, velocímetro y tacómetro, que ahora van del lado del volante para darle paso al "centro de entretenimiento", que consta de una gran pantalla multifuncional que se maneja por medio de un "trackpad". Como es costumbre, hay aún más opciones de materiales y acabados.

RESPUESTA DINÁMICA

La conducción mantiene su estilo de Kart, gracias a su rígido chasis monocasco, el cual se asocia muy bien con la suspensión trasera Multilink delantera de articulación única, con montantes telescópicos, brazos transversales de acero y barras estabilizadoras en ambos ejes.



Esto, en conjunto con la dirección eléctricamente asistida, el control dinámico de la suspensión y el abundante uso de aluminio, suministra una conducción deportiva y ágil gracias a la entrega de torque disponible desde las 1250rpm.

La versión de 1,5 litros alcanza los 100Km/h en 7,9 segundos y termina sin aliento al llegar a los 210Km/h. Su consumo promedio fluctúa entre los 4,5 y 5,6 litros por cada 100 Km, emitiendo hasta 107g de CO2 por kilómetro.

La versión Cooper S, a pesar del poderío que le permite llegar hasta los 233Km/h y acelerar de 0 a 100 en 6,8 segundos, consume hasta 5,7 litros por cada 100Km y emite hasta 136 gramos de CO2 por Km. Estas impresionantes cifras delatan el enorme trabajo de ingeniería que hay detrás.

SEGURIDAD

Hay abundantes características de seguridad, entre las cuales se cuentan airbags frontales y laterales, frenos ABS, control de frenado en curvas, control de tracción con dos modos, diferencial electrónico autoblocante, control de estabilidad y torque Steer Compensation, que evita los excesos en los giros. Todos los asientos cuentan con cinturones de seguridad de tres puntos de anclaje. Los del conductor y el copiloto tienen tensores limitadores de fuerza. Las sillas de atrás incluyen anclajes tipo ISOFIX para asientos de niños.

CONECTIVIDAD





En la pantalla central donde antes solía ir el enorme velocímetro, se instaló una pantalla táctil de hasta 8.8 pulgadas. Allí se encuentra el centro de control y entretenimiento del auto. El menú se puede controlar también con el MINI controller en la consola central que funciona de una manera parecida al iDrive de BMW, pero más intuitiva. Todos los modelos incluyen MINI Connected (menú, teléfono, sonido, navegación, multimedia, social media, erb, radio, RSS, búsqueda online, etc.) para deleite de muchos gomosos de la conectividad en el carro.

Comentarios

SÍGUENOS EN REDES SOCIALES

siguenos en facebook sígueme en Instagram Canal de youtube siguenos en Twitter siguenos en Google+

Entradas populares de este blog

Ficha técnica Nissan Versa 2016

Fiat Uno Way 2018: características generales, review y opiniones

Ficha técnica Nissan TIIDA Miio 1,6 L

¿Por qué se dañan los elementos de la suspensión y dirección de los vehículos?

Mitsubishi Montero Sport 2017