Serie 8 Concept de BMW: diseño y tecnología del futuro


El Serie 8 Concept es un prototipo con el que BMW pretende traer del pasado esa línea que estuvo en producción entre 1989 y 1999, de la cual cual se vendieron 30.000 unidades. Este ejercicio es punto de partida para el nuevo y lujoso cupé deportivo, cuyo lanzamiento está previsto para el próximo año (2018).

Recordemos que otro modelo que tuvo la denominación 8 fue el Z8, un convertible biplaza con motor V8 de 400 caballos de potencia, del que se produjeron 5.700 unidades y que se convirtió en uno de los más preciados por los coleccionistas.

BMW: El 8 como concepto

Serie 8 Concept de BMW: diseño y tecnología del futuro

Este prototipo parece atraer toda la atención de ta marca en este momento, pues desde ya se anuncia la variante M, con toda la deportividad que conlleva esa letra dentro de la marca. De hecho, ya se realizan algunas pruebas con una unidad camuflada en algunos de los más famosos circuitos de Europa.

El BMW Serie 8 Concept es un vehículo deportivo de lujo que representa como ningún otro el dinamismo de un purasangre. Se reconoce fácilmente como un BMW, pero ahora incluye novedosos conceptos de diseño y nuevas técnicas de creación de siluetas dentro de la marca alemana.

Es un auto que mezcla características del pasado con modernas líneas, destacándose por sus atrayentes proporciones: es largo y con un centro de gravedad bajo. Sobresale también la interacción de un largo capó con la línea del techo, que fluye a lo largo de la carrocería de manera dinámica.
Serie 8 Concept de BMW: diseño y tecnología del futuro

Adelante nos encontramos con una parrilla de gran tamaño, donde los faros dobles y las grandes entradas de aire en forma hexagonal crean un diseño frontal impresionante. Las dos clásicas parrillas (los 'riñones') tienen una posición baja y se extienden hacia los extremos, donde crean un marco continuo que, en conjunto, las hace ver como un elemento único de grandes proporciones.

Las grandes entradas de aire del faldón delantero intensifican la amplitud del vehículo y su carácter deportivo en la carretera, al tiempo que prometen una experiencia de conducción definitivamente muy dinámica.

El perfil expresa un carácter contundente con líneas enérgicas que cursan a lo largo de volúmenes densos. A esa imponente imagen también contribuyen los grandes pasos de ruedas con riñes de 21 pulgadas y llantas de perfil ultrabajo que garantizan estabilidad en todo tipo de circunstancias y una gran precisión de guiado.

En la parte posterior, lo más llamativo es el pronunciado ensanchamiento sobre las ruedas traseras, que pone de relieve la máxima deportividad y es garantía de la excelente estabilidad del vehículo.

Las luces son delgadas y alargadas y se extienden hacia los costados del auto creando una cierta conexión entre la parte trasera y los flancos.

Serie 8 Concept de BMW: la conducción como centro de atención


Serie 8 Concept de BMW: diseño y tecnología del futuro

El habitáculo es toda una obra de arte, donde la atención se centra en la conducción. Una vez frente al volante, se destaca el agrupamiento de las funciones en cuadros de control, como el panel central, la consola y las puertas, que le dan al interior una estructura de diseño limpia.

La alta consola central y el foco visual bajo del cuadro de instrumentos enfatizan aún más la sensación cómoda y deportiva del habitáculo.
Serie 8 Concept de BMW: diseño y tecnología del futuro

Los asientos van en línea con el estilo: son deportivos, de diseño estilizado, con una estructura hecha de fibra de carbono y recubiertos con cuero de alta calidad.

El volante tiene radios de aluminio pulido a mano y las levas de cambio en rojo anodizado que rememoran las pistas de carreras. El contraste del aluminio con el cuero oscuro en varias superficies de agarre enfatiza esta lujosa sensación de deportividad.
Serie 8 Concept de BMW: diseño y tecnología del futuro

El cuero y la fibra de carbono por todo el vehículo, así como el aluminio pulido a mano, irradian una sensación increíblemente deportiva. Y como detalle de máxima exclusividad, tanto la palanca de cambios como el controlador del sistema iDrive están hechos de cristal Swarovski con aspecto de cuarzo ahumado.

M8, esencia deportiva


Los técnicos ya trabajan en el M8, que en forma de prototipo se mostrará en las 24 Horas de Nürburgríng.

Las características M clásicas, como la amplia toma de aíre, los frenos modificados y un sistema de escape deportivo con cuatro tubos de escape, aseguran la extraordinaria potencia y el máximo dinamismo del futuro vehículo.

Además, se está desarrollando al mismo tiempo la variante M8 GTE, un auto de carreras J que marcará el regreso de BMW Motorsport a Le Mans. Este vehículo se podrá ver este verano, mientras que para la versión de competición su estreno podría ser en las 24 Horas de Daytona, a finales de enero de 2018.

Fuente: revista Turbo.

Artículos de interés

0 comentarios

Recibe actualizaciones en tu e-mail

Síguenos en Facebook